presentacion de mi blog

lunes, 10 de enero de 2011

La música y la Hiperactividad


El síndrome hipercinético o trastorno de hiperactividad, fue descrito por primera vez en 1902 por Still, quien agrupó sus síntomas más frecuentes (intensa actividad motora, déficit de atención o trastornos de la conducta) para tratar de facilitar su abordaje. 
Según los diversos estudios realizados, la hiperactividad afecta a la población menor de 7 años entre un 3% y un 4% y más a niños (75%) que a niñas (25%).

  Entre los 0 y los 2 años presentan una elevada reacción ante estímulos auditivos.
   La música les puede presentar estímulos auditivos novedosos en múltiples campos, que también requieran de participación y movimiento, como la dramatización de un cuento con instrumentos, los desplazamientos al ritmo de la música, etc. Notar aquí que, sin que los afectados lo perciban, se está trabajando uno de los aspectos más importantes dentro de la hiperactividad, como es la falta de atención y la canalización de su movimiento.
  El procesamiento de la música ayuda a activar los dos hemisferios cerebrales
  Ambos hemisferios desempeñan misiones distintas, aunque susceptibles de ser puestas simultáneamente
en marcha con la realización de algunas actividades, como las musicales, cuya ejecución activa las
funciones del hemisferio derecho (ligado por lo general a la emoción, la capacidad artístico-musical y
espacial) y del hemisferio izquierdo (relacionado con el lenguaje y las operaciones lógicas).

No hay comentarios:

Publicar un comentario